Los Valses Clásicos más Memorables

El vals clásico es uno de los más elegantes estilos de música que se forma con compás de 3/4, su gran auge de popularización la alcanzó durante el siglo XIX entre la alta sociedad y realeza sobre todo en los países como Alemania y Austria, Jhoann Strauss II fue uno de los  más grandes compositores que destacó en este género creando los más famosos Valses que han perdurado a lo largo de la historia como el famoso Danubio Azul.





El Bello Danubio Azul, An der schönen blauen Donau: Compuesta en el año de 1866 por Jhoann Strauss II esta melodía sin duda se ha convertido en el vals más famoso del mundo llegando a escucharse en un sin fin de películas, en la actualidad esta obra de arte es uno de clásicos predilectos para los conciertos de año nuevo en Austria.




El Vals de las Flores (Schelkúnchik) : En realidad se trata de una pieza que forma parte del clásico navideño conocido como el Cascanueces, fue compuesta en el año de 1891 por Piotr Ilich Chaikovsk y desde entonces no hay épocas navideñas en que esta obra musical no se escuche, seguramente más de algún recuerdo vendrán a la mente al escuchar este clásico vals de origen ruso.




El Vals del Emperador, Kaiser Walzer: Este majestuosa obra musical fue Compuesta por el famoso Jhoann Strauss II en 1889 en honor a la visita del Emperador Guillermo II de Alemania a Francisco José I de Austria, originalmente se tenía pensado usar "Hand in Hand" como título para este vals haciendo un tipo de alegoría a un brindis de ambos emperadores pero a última hora se creyó más conveniente cambiarle el nombre a Kaiser Walzer que su significado simplemente se traduce a Vals del Emperador.




Voces de Primavera, Frühlingsstimmen: Compuesta por Jhoann Strauss II en 1882 para un concierto celebrado en Theater an der Wien (Viena) con intenciones benéficas, desde entonces esta pieza ha sido uno de los más clásicos y famosos valses que no puede faltar en los repertorios de las grandes orquestas de Viena.




Sobre las Olas: Se trata del vals más famoso de México, fue compuesta por Juventino Rosas en el año de 1885 y sus suaves notas reflejan mejor que nada aquél romanticismo del porfiriato siendo interpretada por orquestas en diferentes parte del mundo incluyendo aquellos países que se consideran cunas de los grandes Valses como Alemania y Austria.

Post a Comment

Artículo Anterior Artículo Siguiente