Fotografías aéreas con Palomas


En la actualidad ya está al alcance a cualquier persona el poder lograr crear imágenes aéreas con la ayuda drones y a pesar de las maravillas que nos puede ofrecer la tecnología moderna esto ya se veía desde la primera década del siglo XX, la diferencia es que en vez de drones se usaron palomas mensajeras para lograr este objetivo.


La palomas bravías son aves que gracias a su gran capacidad de orientación son usadas como medios de mensajería entrenándolas para que dichas aves regresen siempre a su palomar sin importar en donde se encuentren. Un ingenioso boticario alemán llamado Julius Neubronner solía usar palomas mensajeras para mandar pequeñas dosis de ciertos medicamentos de urgencia al sanatorio que se encontraba cerca de Königstein im Taunus. 

Un día una de sus palomas se extravió a causa de la densa niebla que en ese día el clima había creado, Julius al recuperar la paloma  y al ver que el ave se encontraba en perfectas condiciones y bien alimentada le dio cierta curiosidad a dónde había estado en todos esos días por lo que se le ocurrió la idea de colocar una pequeña cámara para rastrear su vuelo, el problema es que en la primera década del siglo XX no existían cámaras tan pequeñas para realizar este proyecto por lo que se vio en la necesidad de fabricarla el mismo agregándole un tipo de mecanismo automatizado, el resultado de las fotografías fueron de gran éxito que se vendían fácilmente como tarjetas de postales.


Desde tiempos muy remotos las palomas han sido pieza clave en las guerras con la única misión de enviar mensajes, después de estos sucesos el ejército empezó a diseñar pequeñas cámaras y usarlas en palomas para  espionaje y reconocimientos de áreas, antes de esto el ejército ya lograba hacer fotografías aéreas  usando globos aerostáticos y cohetes que en la mayoría de las veces solía ser muy tedioso llevar a cabo estas tareas y a veces hasta contraproducente, en cambio con las palomas era mucho más práctico ya que dichas aves  pasaban desapercibidas por la gente y los enemigos por lo que no se dudó en usar este tipo de tecnología durante la primera y segunda guerra mundial, el museo de la CIA se conservan palomas disecadas que sirvieron en misiones u operaciones militares durante la segunda guerra mundial portando su distinguidas cámaras de espía colgadas en su arsenales diseñadas para tal propósito.



Fotografías tomadas con palomas de Julius Neubronner












Post a Comment

Artículo Anterior Artículo Siguiente